icon-white-6

“El estado de tu vida, no es más que un reflejo del estado de tu mente”

— Wayne W. Dyer

Pediatra en Cubelles, Cunit, Calafell, El Vendrell, Vilanova i la Geltrú…

La Pediatría y sus áreas específicas es una especialidad “convencional” que estudia al niño en su conjunto de una forma holística e integral. Se trata de una disciplina vertical, total y completa de una edad evolutiva de la vida, de un ser en permanente cambio (crecimiento, desarrollo, maduración) en interdependencia con el medio donde se desarrolla (familiar, escolar y social).

La Pediatría debe ser considerada como la medicina integral del niño y el adolescente,desde el nacimiento hasta completar su maduración y desarrollo (18 años).

La Pediatria a través de su rama en neonatología, se encarga de evaluar exhaustivamente al recién nacido hasta los 28 días de nacido. Es el que atiende cualquier complicación que presente el neonato durante el nacimiento, como un estado prematuro, fuera de peso o alguna malformación interna o física.

En consecuencia el pediatra esta preparado para una buena atención médica, capacitado para emprender, realizar, interpretar, aplicar y explicar los procedimientos diagnósticos y terapéuticos inherentes al ejercicio profesional de la Pediatría preventiva, clínica y social

Primera consulta al pediatra

La primera consulta con un pediatra, debe realizarse entre los ocho y los quince días después del nacimiento del bebé. El pediatra controlará el peso, su crecimiento, examinará su piel, sus oídos, la vista y el buen funcionamiento de sus órganos vitales; y establecerá el calendario de las vacunas correspondientes. En esta consulta se forma un vínculo entre el pediatra y los padres, donde el pediatra responderá a todas las preguntas y despajará las dudas de los padres.

Control pediátrico

Durante toda esta fase, el pediatra proveerá las vacunas necesarias al bebé para el desarrollo de los anticuerpos, descartará cualquier mal formación congénita, controlará el perfecto funcionamiento de sus pulmones y su ritmo cardíaco y seguirá controlando su talla, peso y desarrollo físico. Dentro de las funciones del pediatra, también se encuentra el apoyo en la adaptación del niño en el nuevo entorno y el refuerzo del cuidado de la madre a través de consejos importantes, como la diversificación de los alimentos, la comunicación con el niño, cómo responder a su comportamiento, etc.

Hasta los 6 años del niño, las consultas periódicas se podrán realizar dos veces al año para control o cuando surja alguna emergencia.

Después de los 6 años del niño, se debe mantener un control anual con el pediatra, hasta su adolescencia.

¿Cuándo acudir a un pediatra durante una emergencia?

Los niños durante sus primeros años de vida, experimentan muchas enfermedades porque están desarrollando su propio sistema inmunológico. Algunos de los síntomas más frecuentes para acudir a un pediatra son:

  • Cuando el bebé llora más de lo normal, es decir, no es por hambre, ni por calor.

  • Cuando el llanto es distinto, débil o con decaimiento.

  • Cuando el bebé no quiere ingerir alimentos.

  • Cuando hay mucha secreción de mocos.

  • Cuando se observa dificultad para respirar bien.

  • Cuando hay tos excesiva.

  • Cuando hay cuadro de fiebre.

  • Cuando no puede evacuar normalmente.

  • Cuando está inflamado en el área estomacal.

  • Cuando presenta alguna reacción alérgica, sarpullido, enrojecimiento, etc.

  • Cuando el bebé duerme mucho, más de lo normal.

  • Cuando presenta vómitos o diarreas.

  • Cuando se observa un color amarillento en la piel.

Especialistas

  • Antonio Gutiérrez Macias

    Antonio Gutiérrez Macias

       Pediatra

    Licenciado en Medicina y Cirugía en la Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey

  • Dra. Carme Tort Arnau

    Dra. Carme Tort Arnau

       Pediatre

93-519 52 32

Cita telefónica

Otras Especialidades: