http://www.univadis.es/patient-ressource-center/245/Trastornos-lipidicos-deteccion-sistematica-y-tratamiento

 

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (US Preventive Services Task Force, USPSTF) ha publicado recomendaciones actualizadas sobre la detección sistemática y el tratamiento de los trastornos lipídicos en adultos.

¿Qué son los trastornos lipídicos?

Los trastornos lipídicos (dislipidemia) son niveles anormales de colesterol o grasas en sangre. Existen varios tipos de colesterol: el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL-C o colesterol “malo”) y el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL-C o colesterol “bueno”). Cuando se habla de tener el colesterol alto, normalmente esto quiere decir tener niveles altos de LDL-C. Los triglicéridos, un tipo de grasa, son otra sustancia “mala” presente en la sangre. Los trastornos lipídicos habituales incluyen niveles altos de LDL-C, niveles bajos de HDL-C y niveles altos de triglicéridos. Los trastornos lipídicos aumentan el riesgo de que se cree una placa en los vasos sanguíneos, lo que se denomina aterosclerosis o, de forma más general, enfermedad cardiovascular (ECV). Cuando se produce aterosclerosis en los vasos sanguíneos del corazón o del cerebro, puede provocar ataques al corazón e ictus. La reducción del colesterol gracias a cambios en el estilo de vida y medicamentos ha demostrado reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular y de fallecer a causa de ella.

¿Qué análisis se utilizan para detectar los trastornos lipídicos? La detección sistemática de los trastornos lipídicos se realiza mediante un análisis de sangre que comprueba la cantidad de colesterol y triglicéridos en la sangre. ¿Qué tratamientos se utilizan para los trastornos lipídicos?

El grupo más común de medicamentos que se utiliza para reducir el colesterol son las estatinas. Hay otros medicamentos disponibles; sin embargo, esta recomendación del USPSTF se aplica solo a las estatinas.

¿Sobre qué población de pacientes se considera realizar la detección sistemática y el tratamiento de los trastornos lipídicos?

La recomendación del USPSTF se aplica a los adultos a partir de 40 años que (1) no padezcan ECV conocidas; (2) no tengan síntomas de ECV y (3) tengan 1 o varios factores de riesgo de padecer ECV. Los factores de riesgo incluyen dislipidemia, diabetes, presión arterial alta y tabaquismo.

¿Cuáles son los posibles beneficios y perjuicios derivados de la detección sistemática y el tratamiento de los trastornos lipídicos?

Gracias a la detección sistemática y al tratamiento de los trastornos lipídicos con estatinas, es posible disminuir la posibilidad de desarrollar ECV sintomáticas o de sufrir un ataque al corazón o un ictus en el futuro. Los posibles perjuicios están relacionados con los efectos secundarios de las estatinas, que suelen ser escasos.

¿Hasta qué punto se recomiendan la detección sistemática y tratamiento de los trastornos lipídicos?

La recomendación del USPSTF difiere según el riesgo cardiovascular de una persona (el riesgo de tener síntomas de enfermedad cardíaca o un ictus) en los 10 años siguientes. Este número lo calcula el médico según diversos factores de riesgo. La ilustración muestra las recomendaciones del USPSTF con más detalle.

Es importante saber que no hay ningún calculador de riesgo perfecto y que la decisión de iniciar el tratamiento con una estatina debe incluir otros factores, como la tolerancia individual al riesgo y la disposición a tomar medicación de por vida, y debe basarse en una decisión individual tomada junto con su médico.

Resultado: Recomendación actual de la detección sistemática y el tratamiento de trastornos lipídicos

El USPSTF recomienda la detección sistemática y el tratamiento de trastornos lipídicos en adultos de entre 40 y 75 años de edad que tengan un riesgo cardiovascular a 10 años de más del 10 % (afirmación B) y recomienda ofrecer el tratamiento de forma selectiva a aquellos que tengan un riesgo cardiovascular a 10 años de entre el 7,5 % y el 10 % (afirmación C).

 

Referencias

US Preventive Services Task Force. Statin use for the primary prevention of cardiovascular disease in adults: US Preventive Services Task Force recommendation statement. JAMA. doi:10.1001/jama.2016.15450

FOR MORE INFORMATION https://www.uspreventiveservicestaskforce.org/Page/Document/draft-recommendation-statement175/statin-use-in-adults-preventive-medication1

 

Ahora que estamos en época de más separaciones os hacemos llegar un artículo donde hablaremos del porqué del aumento de separaciones en esta época del año y como una terapia de pareja puede ayudar en la decisión respeto separarse o no.

Hay un mito que corre entre la población sobre qué puede evitar un divorcio y es que “una pareja puede resolver una crisis de pareja haciendo un viaje”. ¡ERROR grande! Si nos fijamos bien muchas de estas vacaciones de verano suelen acabar en frecuentes separaciones y divorcios al final del verano y entrado el otoño. ¿Os preguntaréis por qué? Pues porqué muchas parejas que se encuentran en una situación de crisis matrimonial pretenden resolverla durante las vacaciones forzando una situación de convivencia sin el paso previo de plantearse mutuamente los problemas que tienen en común o los individuales de cada uno pero que también están influyendo en la relación. Así, el hecho de pasar juntos más horas al día que durante el año (cuando tenemos nuestra rutina de trabajo, actividades de la vida cotidiana,… y eso también nos proporciona espacios donde podemos encontrar un momento para nosotr@s mism@s) hace que aún queden más en evidencia las discrepancias de la pareja y, en vez de ayudar a la relación, lo que hace es acelerar el proceso de ruptura.

Eso no implica que siempre sea así pero es cierto que la mejor forma de salvar una relación que tambalea no es un “viaje mágico” sino una conversación, la expresión de emociones y sentimientos, la comunicación,…

Mi consejo: no intentéis resolver la situación forzándola de ésta manera. Intentad resolverla hablando, comunicando, expresando lo qué sentís, lo qué os molesta, lo qué os gusta y lo qué no,… Y si es necesario acudid a la consulta de un psicólogo para hacer terapia de pareja.

 

¿En qué os puede ayudar?

La terapia de pareja os ayudará a mejorar la relación y a resolver los diferentes problemas que os puedan estar afectando.

Se averiguan las posibles causas (que pueden ser varias, p.ej. educación de los hijos, monotonía, problemas de comunicación,…) de vuestros conflictos y se intenta potenciar los propios recursos de la pareja para mejorar su relación.

 

¿Cómo trabajamos?

Una premisa básica en terapia de pareja es que la forma de resolver un conflicto de pareja es el diálogo (una buena comunicación es uno de los factores más importantes en la pareja), aprender a comunicarse efectiva y afectivamente y resolver en común las dificultades que afecten a la pareja (tanto individuales como mutuas). A partir de esto diseñamos un plan de trabajo en el qué facilitamos esta comunicación y dotamos a la pareja de estrategias y recursos para conseguir sus objetivos y resolver sus conflictos.

No es una tarea fácil, pero con un trabajo terapéutico detrás es posible obtener buenos resultados.

 

La diabetes mellitus (DM) es en realidad un grupo de enfermedades metabólicas de base genética que se caracteriza fundamentalmente por la hiperglicemia. El trastorno es resultante de defectos en la secreción de insulina o de su acción o de ambos.

La DM es la enfermedad endocrina más frecuente y una de las primeras causas de mortalidad y morbilidad en la sociedad contemporánea. La forma más frecuente de DM es el tipo 2, que representa aproximadamente 80-90 % del total de los casos. Un 5 – 10% se corresponde con los casos de DM tipo 1, y el resto es representado por otras causas. Su prevalencia está aumentando de forma rápida, en parte debido a los cambios en los hábitos de vida y a la mayor esperanza de vida de la población.

El comité de expertos de la ADA establece la siguiente clasificación etiológica de la DM:

  • DM tipo 1.- Constituye el 5-10% del total y aparece como resultante del déficit ( habitualmente absoluto) en la secreción de insulina .
  • DM Tipo 2.- Constituye el 80-90 % del total y aparecen en sujetos que presentan resistencia a la insulina y un déficit relativo (más que absoluto) de insulina.

¿COMO IDENTIFICARLO??

DM tipo 1, suele comenzar antes de los 30 años. El inicio de los síntomas suele ser brusco, con síntomas cardinales atribuibles a la hiperglicemia de días o semanas de evolución, tales como poliuria, polidipsia, polifagia, astenia y pérdida de peso. En niños, la diabetes puede manifestarse como enuresis secundaria.

DM tipo 2, suele comenzar a edades intermedias o avanzadas de la vida, la clínica cardinal se presenta de forma insidiosa a lo largo de semanas o meses, e incluso es frecuente el hallazgo casual de hiperglucemia en pacientes asintomáticos.

¿COMO TRATARLO?

Los objetivos del tratamiento de la diabetes son evitar los síntomas atribuibles a la hipoglicemia, prevenir las complicaciones agudas y crónicas, y mantener una esperanza de vida y una calidad de vida similares a las de los individuos no diabéticos.

Los pilares del tratamiento del diabético son la dieta, el ejercicio, los fármacos y el autocontrol, así como el control del resto de factores de riesgo.

 

REFERENCIAS.

– Farreras, Rozman, Medicina Interna 15ª Edición

www.univadis.es/Acceso_para_Médicos

– scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1560-43812014000100016

– Endocrinología y nutrición 8ª edición, Manual CTO

 

Aquí os dejamos algunas novedades sobre cómo reducir el consumo de azúcar:   

http://www.centremediccubelles.cat/es/guias-alimentarias-los-estadounidenses-reduccion-del-consumo-azucar-2/                                                                                                                                                             

 

Dra. Valdivia                                                                                                                                               

Col.47422

http://www.univadis.es/patient-ressource-center/245/Guias-Alimentarias-para-los-estadounidenses-reduccion-del-consumo-de-azucar

Guías Alimentarias para los estadounidenses: reducción del consumo de azúcar

 

Las nuevas directrices dietéticas para los estadounidenses están diseñadas para ayudarles a elegir y mantener una dieta saludable.

Los departamentos estadounidenses de Salud y Servicios Sociales, y Agricultura han creado las Guías Alimentarias para los Estadounidenses, las cuales se han actualizado en 2016. Estas directrices pretenden ayudar a los estadounidenses a seleccionar alimentos y bebidas más saludables. Se trata de una cuestión importante, ya que 2 de cada 3 estadounidenses sufren sobrepeso u obesidad, y la obesidad es una de las causas más importantes de enfermedades evitables como, por ejemplo, el infarto de miocardio o el accidente cerebrovascular. El resumen de estas directrices se publicó en el número de JAMA del 2 de febrero de 2016.

 

¿Qué son los “azúcares añadidos”?

 

El término “azúcares añadidos” hace referencia al azúcar que se añade a los alimentos de forma adicional a los azúcares que ya contienen de manera natural. Es decir, la leche con chocolate contiene tanto el azúcar natural de la propia leche (denominada lactosa) como los azúcares añadidos derivados del sirope de chocolate.

Los alimentos con alto contenido en azúcares añadidos suelen tener un alto contenido calórico y menos nutrientes. La reducción de la cantidad de azúcares añadidos de la dieta puede ayudarle a perder peso y reducir el riesgo de padecer cardiopatías y diabetes.

Guías Alimentarias

 

Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses de 2015-2020 recomiendan limitar la ingesta de azúcares añadidos a un 10 % del total de las calorías diarias consumidas. Si se ingiere una cantidad de azúcar superior a la recomendada, resulta más difícil absorber los demás nutrientes necesarios sin tener que consumir demasiadas calorías.

Consejos para limitar la ingesta de azúcares añadidos

  • Beber agua o bebidas no calóricas en lugar de refrescos, bebidas isotónicas, café aromatizado, té y bebidas lácteas, así como zumos azucarados.Si bebe café, reduzca la cantidad de azúcar que vaya a añadir (o nata u otros aderezos). Las bebidas azucaradas representan la mayor fuente de azúcares añadidos en la dieta estadounidense. El agua corriente y determinados tipos de agua embotellada no contienen azúcares añadidos. Si no le agrada el sabor del agua corriente, pruebe con las variedades de agua con gas o con sabor sin calorías.

 

  • Sustituya los dulces y tentempiés azucarados por opciones más saludables. Los dulces y tentempiés representan una gran fuente de azúcares añadidos en la dieta. Si bien es obvio que las galletas, las tartas y los helados tienen un alto contenido en azúcares añadidos, incluso los tentempiés que puedan parecer saludables, como las barritas energéticas o el yogurt de sabores, también pueden tener un alto contenido en azúcares añadidos. En lugar de optar por una merienda azucarada, tome una pieza de fruta. Las frutas, además de contener azúcares naturales, contienen también numerosas vitaminas y minerales, y un alto contenido en fibra, que resultan beneficiosos para la salud. Una ración de fruta generalmente contiene menos calorías que una ración de zumo de frutas o un dulce, por lo que sin duda es la opción más saludable.
  • Aprenda a detectar los alimentos con azúcares añadidos.Los fabricantes de productos alimenticios emplean distintos tipos de azúcares, por lo que en ocasiones es difícil saber si un alimento tiene un alto contenido en azúcares añadidos. Analice la lista de ingredientes de los alimentos. Evite alimentos con alguno de los siguientes ingredientes entre los 3 primeros de la lista: sacarosa, sirope de agave, jugo de caña evaporado, jarabe de maíz con alto contenido en fructosa, jarabe de maíz, dextrosa, miel, sirope de arce, sirope de malta, melaza y azúcar terciado. Visite ChooseMyPlate.gov para obtener más información acerca de los azúcares añadidos.
  • Compre los productos que se encuentran en el perímetro del supermercado.Los alimentos con mayor contenido en azúcares añadidos normalmente se encuentran en los pasillos interiores de los supermercados. La forma más sencilla de reducir los azúcares añadidos de la dieta es limitar la compra de los alimentos que se encuentran en esas zonas de los supermercados. En lugar de eso, compre los productos que se encuentran en el perímetro del supermercado. En esta zona se encuentran normalmente los alimentos más saludables, como verduras, frutas, carnes magras y productos lácteos sin grasa o bajos en grasa. Si sustenta sus hábitos alimenticios diarios en estos alimentos, empezará a llevar automáticamente una dieta con bajo contenido en azúcares añadidos.

Aprovecha la oferta en consulta de dietética-nutrición.

Des de hoy y hasta el 31 de Agosto te ayudamos a prepararte para el verano!!

http://www.univadis.es/patient-ressource-center/247/Hipertension-arterial-en-personas-de-edad-avanzada

                                           

A partir de una determinada edad, el tratamiento de la hipertensión arterial se basa en el mantenimiento de la actividad física acompañada, casi siempre, de medicación.

¿Por qué es tan importante la hipertensión a partir de una determinada edad?

La tensión arterial aumenta con la edad debido a la pérdida de elasticidad de las arterias.

Como una tensión arterial excesiva daña las arterias, el corazón, los riñones y los ojos, ésta debe mantenerse por debajo de unos valores determinados por el médico en la consulta.

Por lo general, se deben corregir los valores de tensión superiores a 160/100.

¿Debo seguir una dieta?

Llevar una vida sana puede hacer bajar de forma importante su tensión arterial.

Se debe considerar caso a caso el seguimiento de una dieta baja en sal.

Se recomienda mantener un peso adecuado (establecido con el médico) y sobre todo no ingerir demasiada grasa.

¿De verdad que tengo que hacer ejercicio?

Es importante que continúe ejercitando su cuerpo y sus músculos.

Se aconseja dar buenos paseos, sin forzarse, de al menos 20 minutos todos los días.

Por otro lado, independientemente de la edad, dejar de fumar será beneficioso y aumentará su esperanza de vida.

Ya tomo demasiadas medicinas. ¿Debo añadir una más para la tensión?

El control de la tensión arterial es muy importante.

Puede ser necesario administrar un tratamiento. Durante la consulta médica, es importante que indique todos sus problemas de salud y que informe de forma precisa todos los medicamentos prescritos incluso por otros médicos.

Conocer bien su estado de salud permitirá al facultativo determinar los medicamentos más adecuados, ya sea para la tensión o para otros problemas (artrosis, glaucoma, etc.).

El tratamiento me provoca mareos y aturdimiento, ¿lo debo dejar?

Cuando se toma tratamiento contra la hipertensión, conviene tener cuidado especialmente al levantarse por la mañana o después de haber estado tumbado, incluso sentado, más de una hora.

Si se levanta bruscamente podría sufrir mareos y se podría caer. En algunos casos, estos mareos pueden llevar a la pérdida momentánea del conocimiento.

Si se producen situaciones de este tipo, informe a su médico porque podría ser necesario adaptar el tratamiento.

Los valores de tensión que se deben tener varían en función de la edad.
Debe tomar su medicación todos los días, seguir su dieta y practicar ejercicio.

Texto preparado por Malice & Co (Francia). Revisión realizada por el Dr. Carlos Brotons.

Última revisión Noviembre 2011.

 

Cuando llega la primavera y con ella los primeros días de calor, nos empezamos a preocupar por nuestra apariencia física y queremos empezar a cuidarnos para vernos mejor. ¿Qué hacemos para conseguirlo? Nos planteamos empezar a hacer ejercicio, y ahora que se alarga el día ya apetece, pero al mismo tiempo, también nos miramos más lo que comemos.

Aquí es cuando nos planteamos que tipos de alimentación seguir. Existen muchos tipos de dietas milagro que nos prometen pérdidas de peso de forma fácil y rápida, pero ¿a qué precio?

Todas ellas son muy restrictivas en ciertos grupos de alimentos, que después al volver a introducirlos producen un efecto rebote, y esos quilos perdidos vuelven a aparecer con la misma facilidad con la que los hemos perdido y, a veces, vienen acompañados de alguno de más. ¿Realmente buscamos eso? ¿O buscamos realizar una alimentación saludable que nos permita mantener el peso perdido en el tiempo y a la vez aprender unos hábitos de vida saludables que se puedan mantener durante todo el año?

Realizar ciertos cambios en los hábitos alimentarios es el primer paso:

1.       Empezar a hacer actividad física de manera regular, aprovechemos el buen tiempo, el sol, el calor y saquemos las bambas y el cuerpo a pasear.

2.       Seguir una alimentación equilibrada, potenciando los alimentos de la parte baja de la pirámide:

a.       Consumir 5 piezas de fruta y verdura, repartidas a lo largo de todo el día.

b.       Fraccionar en pequeñas cantidades los alimentos que contienen hidratos de carbono (arroz, pasta, pan, legumbres, cereales, patata). Mejor si son integrales.

c.       Comer en las comidas principales alimentos proteicos (carne, pescado, huevos, legumbres).

d.       Potenciar el uso del aceite de oliva, sobretodo en crudo e introducir los frutos secos como snacks saludables.

3.       Beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día y evitar consumir bebidas refrescantes, ya que son ricas en azúcares.

Son cambios que en un principio pueden parecer complicados, pero una vez conseguidos, nos aportaran beneficios a lo largo de nuestra vida.

Éste es un primer artículo que nos puede empezar a ayudar a realizar estos pequeños cambios. En un futuro, tendremos más información para seguir mejorando.

 

Alba Gumà Viqué

Dietista-Nutricionista

Col. CAT001115

RABIETAS: ¿Qué podemos hacer los padres?

Seguro que todo padre ha vivido una rabieta de los más pequeños de la casa y ha vivido situaciones difíciles. En este artículo intentaremos dar pautas para saber gestionar estos momentos tan complicados.

Para empezar, es importante conocer porque sucede esto. La rabieta no es más que la demostración que nuestro hijo/a hace de su enfado, que puede venir dado por varios motivos:

  • Una situación de frustración: esperaba alguna cosa y al final no la ha conseguido. P.ej. queríamos ir a un sitio que a él le hacía mucha ilusión y al final no podemos ir.

  • Una contradicción o una negación de un objeto (una chuche, un juguete,… ).

  • Un objetivo que quiere conseguir (no ir a su cama e ir a la de los padres, ver la TV, salir a la calle,…).

  • Para llamar la atención.

  • Cansancio: cuando están cansados, tienen sueño, hambre,…

Ésta es la forma que ellos tienen de canalizar sus emociones, no saben más y somos nosotros quien les tenemos que enseñar poniendo pautas, límites,…

Las rabietas empiezan normalmente con el llanto incontrolado y el desconsuelo. Si así no consiguen su objetivo se tiran al suelo y pueden llegar a dar golpes de cabeza, se pegan con las manos a la cara, se muerden,… (Os suena?). Todo esto siempre delante de los padres para intentar que éstos cedan y obtener lo que quieren. Los niños mayores hasta pueden provocarse el vómito. Normalmente no se lesionan cuando realizan este tipo de conductas y si pasa ya no las acostumbran a repetir.

¿Por qué normalmente lo hacen en lugares públicos? Porque rápidamente aprenden que, si hay espectadores, normalmente consiguen más rápido lo que quieren.

¿Cómo las afrontamos?

  • Al inicio se puede intentar distraer al niño, desviando su atención hacia otra actividad. Por ejemplo: el padre y la madre pueden hablar de alguna cosa que haya hecho durante el día y le haya gustado,…

  • En este momento no se debe intentar negociar con el niño por qué no atenderá a nuestro razonamiento ya que él no quiere negociar. Más tarde y con calma ya llegará el momento de las argumentaciones.

  • No ceder a sus demandas. Hay que tener paciencia y al cabo de unos días al ver que con las rabietas no consiguen lo que quiere, este comportamiento irá disminuyendo hasta desaparecer y ser sustituido por otros comportamientos más adaptativos.

  • Cambiar al niño/a de entorno o habitación. Explicarle que cuando se calme volverá al entorno inicial. Así conseguimos primero de todo separarlo de la situación u objeto que produce la rabieta y, segundo, que no esté cerca de nosotros para hacernos chantaje y conseguir lo que quiere.

  • Si estamos en un lugar público no dejarnos llevar por lo que pensarán y no ceder, sino perderemos todo el trabajo hecho hasta el momento. Quien tenga hijos seguro que en algún momento ha vivido una situación de este tipo y nos puede entender.

  • Mantener la calma. No ponernos nerviosos, ni chillar, ni castigar al niño (si se castiga tiene que ser algo que podamos cumplir),… Sino este es el modelo que nuestros hijos seguirán.

Consejos para evitarlas

  • Establecer normas claras, coherentes y razonables. Los niños han de saber qué está bien y que no, se les tiene que poner límites. Todos los miembros de la familia tienen que seguir las mismas pautas.

  • Saber decir que no y afrontar la reacción que tendrán.

  • No reforzar los comportamientos negativos. No se trata de desaprobar al niño sino su conducta, NO es que el niño sea malo, sino que lo que hace está mal. Sobre todo, se tiene que reforzar los comportamientos positivos para que ellos vean lo qué es correcto.

  • Enseñarle a verbalizar los sentimientos, expresar lo que siente,… ¡Si lo hacemos los adultos, los niños también aprenderán a hacerlo!

  • Cuando haya cambios en las rutinas o en las actividades planificadas avisarlo con tiempo.

  • Si vamos de compras no abusar del tiempo que estamos (los niños se cansan y eso puede ser un motivo de rabieta), evitar siempre que se pueda pasar por sitios conflictivos (donde hay juguetes, chocolate, chuches,…),…

Es muy importante ser constantes y coherentes. Si el niño ve que un día dejáis de hacerlo sabrá que en algún momento puede conseguir lo que quiere.

Estas rabietas suelen darse hasta aproximadamente los tres años. Poco a poco y con la edad, aprenderán a expresar su enfado o frustración con el lenguaje y, en este momento, los padres han de estar allí para dialogar. Si se dan más allá de los tres años, hay que pensar si hay otros problemas por los que el niño está haciendo las rabietas. En este caso puede ser recomendable buscar apoyo profesional.

También te puede interesar nuestra sección de:

Lo que se define como “lumbalgia” significa que la persona padece un dolor lumbar. Este dolor lumbar representa un gran coste a nivel sanitario y es por eso la importancia de acudir a un bon profesional para realizar un tratamiento adecuado y efectivo. Muchos estudios científicos demuestran que este tipo de lesión no es demostrable y es por eso la importancia que el fisioterapeuta pueda realizar un manejo de esta situación.

Este dolor lumbar se puede clasificar de dos formas: específico e inespecífico.

La lumbalgia específica es menos prevalente en comparación a la lumbalgia inespecífica. Esta lumbalgia tiene un origen localizado, es decir, puede ser diagnosticado a través de una radiografía de una hernia discal, entre otras patologías.

No obstante, la lumbalgia inespecífica representa un 85% del grueso de las lumbalgias, en esta existe un gran desconocimiento de la causa y es por eso la importancia de la visita a los profesionales de la salud.

El tratamiento que se utiliza para este tipo de patologías lumbares inespecíficas, son ejercicios terapéuticos de fuerza y movilidad que ayuden a calmar este dolor. Por tanto, es imprescindible mantenerse activo, nada de reposo con analgésicos. Este ejercicio tendrá que adaptarse por el profesional de salud pertinente, como por ejemplo un Fisioterapeuta, con el objetivo que se adapte a la persona y enfocado a disminuir este dolor. Estos ejercicios pueden ir acompañados de técnicas de masaje, termoterapia, punción seca y otras técnicas que pueden servir de ayuda para completar un tratamiento más global. Teniendo en cuenta que un gran número de personas tiene lumbalgias, es recomendable acudir a un fisioterapeuta.

Los consejos cuando tengas un dolor lumbar son:

  • Visitar un profesional de la salud que pueda aconsejarte en el mejor tratamiento a seguir.
  • Realizar el tratamiento con un Fisioterapeuta que te ayude a realizar tus actividades de la vida diaria con la máxima funcionalidad posible.
  • Mantenerse activo, NADA DE REPOSO.

¡VAYA AL FISIOTERAPEUTA!

Page 1 of 21 2

© 2016 - Centremediccubelles.cat

Us de cookies

Aquest lloc web fa servir galetes per que tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, punxi l'enllaç per a més informació.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies