http://www.univadis.es/patient-ressource-center/245/Guias-Alimentarias-para-los-estadounidenses-reduccion-del-consumo-de-azucar

Guías Alimentarias para los estadounidenses: reducción del consumo de azúcar

 

Las nuevas directrices dietéticas para los estadounidenses están diseñadas para ayudarles a elegir y mantener una dieta saludable.

Los departamentos estadounidenses de Salud y Servicios Sociales, y Agricultura han creado las Guías Alimentarias para los Estadounidenses, las cuales se han actualizado en 2016. Estas directrices pretenden ayudar a los estadounidenses a seleccionar alimentos y bebidas más saludables. Se trata de una cuestión importante, ya que 2 de cada 3 estadounidenses sufren sobrepeso u obesidad, y la obesidad es una de las causas más importantes de enfermedades evitables como, por ejemplo, el infarto de miocardio o el accidente cerebrovascular. El resumen de estas directrices se publicó en el número de JAMA del 2 de febrero de 2016.

¿Qué son los “azúcares añadidos”?

El término “azúcares añadidos” hace referencia al azúcar que se añade a los alimentos de forma adicional a los azúcares que ya contienen de manera natural. Es decir, la leche con chocolate contiene tanto el azúcar natural de la propia leche (denominada lactosa) como los azúcares añadidos derivados del sirope de chocolate.

Los alimentos con alto contenido en azúcares añadidos suelen tener un alto contenido calórico y menos nutrientes. La reducción de la cantidad de azúcares añadidos de la dieta puede ayudarle a perder peso y reducir el riesgo de padecer cardiopatías y diabetes.

Guías Alimentarias

Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses de 2015-2020 recomiendan limitar la ingesta de azúcares añadidos a un 10 % del total de las calorías diarias consumidas. Si se ingiere una cantidad de azúcar superior a la recomendada, resulta más difícil absorber los demás nutrientes necesarios sin tener que consumir demasiadas calorías.

Consejos para limitar la ingesta de azúcares añadidos

  • Beber agua o bebidas no calóricas en lugar de refrescos, bebidas isotónicas, café aromatizado, té y bebidas lácteas, así como zumos azucarados.Si bebe café, reduzca la cantidad de azúcar que vaya a añadir (o nata u otros aderezos). Las bebidas azucaradas representan la mayor fuente de azúcares añadidos en la dieta estadounidense. El agua corriente y determinados tipos de agua embotellada no contienen azúcares añadidos. Si no le agrada el sabor del agua corriente, pruebe con las variedades de agua con gas o con sabor sin calorías.

  • Sustituya los dulces y tentempiés azucarados por opciones más saludables. Los dulces y tentempiés representan una gran fuente de azúcares añadidos en la dieta. Si bien es obvio que las galletas, las tartas y los helados tienen un alto contenido en azúcares añadidos, incluso los tentempiés que puedan parecer saludables, como las barritas energéticas o el yogurt de sabores, también pueden tener un alto contenido en azúcares añadidos. En lugar de optar por una merienda azucarada, tome una pieza de fruta. Las frutas, además de contener azúcares naturales, contienen también numerosas vitaminas y minerales, y un alto contenido en fibra, que resultan beneficiosos para la salud. Una ración de fruta generalmente contiene menos calorías que una ración de zumo de frutas o un dulce, por lo que sin duda es la opción más saludable.
  • Aprenda a detectar los alimentos con azúcares añadidos.Los fabricantes de productos alimenticios emplean distintos tipos de azúcares, por lo que en ocasiones es difícil saber si un alimento tiene un alto contenido en azúcares añadidos. Analice la lista de ingredientes de los alimentos. Evite alimentos con alguno de los siguientes ingredientes entre los 3 primeros de la lista: sacarosa, sirope de agave, jugo de caña evaporado, jarabe de maíz con alto contenido en fructosa, jarabe de maíz, dextrosa, miel, sirope de arce, sirope de malta, melaza y azúcar terciado. Visite ChooseMyPlate.gov para obtener más información acerca de los azúcares añadidos.
  • Compre los productos que se encuentran en el perímetro del supermercado. Los alimentos con mayor contenido en azúcares añadidos normalmente se encuentran en los pasillos interiores de los supermercados. La forma más sencilla de reducir los azúcares añadidos de la dieta es limitar la compra de los alimentos que se encuentran en esas zonas de los supermercados. En lugar de eso, compre los productos que se encuentran en el perímetro del supermercado. En esta zona se encuentran normalmente los alimentos más saludables, como verduras, frutas, carnes magras y productos lácteos sin grasa o bajos en grasa. Si sustenta sus hábitos alimenticios diarios en estos alimentos, empezará a llevar automáticamente una dieta con bajo contenido en azúcares añadidos.
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2016 - Centremediccubelles.cat

Us de cookies

Aquest lloc web fa servir galetes per que tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies, punxi l'enllaç per a més informació.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies